LAS CLAVES DEL JUEGO 1 DE LA GRAN FINAL

La victoria de Cimarrones en La Caldera, ante un increíble marco de gente vibrando por la Gran Final de la Liga Profesional de Baloncesto, inició con la sorpresiva victoria de los locales, cortando la racha de 28 partidos sin perder para Fastbreak del Valle y analizamos las claves del partido.

El encuentro inició con racha de 10-0 para Cimarrones, una ventaja fundamental que hizo que Fastbreak no liderara en el marcador en todo el partido, permitiendo a los chocoanos salir con el impetu que necesitaban para frenar la aceitada ofensiva caleña.

Además, los chocoanos explotaron la pintura con 36 de sus 61 puntos viniendo en la zona y además, dominando los rebotes por 44-32 y aprovechando esta fuente de tantos para no perder nunca la ventaja que llegó a ser de 22 puntos.

Además de repartir más asistencias que los visitantes, Cimarrones tuvo cuatro jugadores anotando más de 10 puntos, incluyendo los 16 de Jhordan Zamora, los 13 con 9 rebotes de José Rodríguez y el gran encuentro del capitán Edgar Moreno que anotó 10 puntos, atrapó 8 rebotes y repartió 5 asistencias.

Finalmente, la gran defensiva de los locales fue fundamental para controlar el partido de principio a fin, no concedieron tiros fáciles a Fastbreak y los llevaron a la linea 15 veces, con un pobre 60% de efectividad y lograron frenar a Stalin Ortiz, que apenas pudo sumar 2 puntos en la primera mitad sin anotar en cuatro tiros de campo y aunque el vallecaucano encabezó un parcial de 14-4 en el último cuarto, el alero no tuvo su mejor noche, anotando 14 tantos en 12 tiros intentados.