EN OTRO PARTIDO DE INFARTO, CIMARRONES DEFENDIÓ SU INVICTO EN LA CALDERA

Por segunda noche consecutiva, la Caldera de Quibdó se encendió a tope después de una emocionante victoria de Cimarrones frente a Fastbeak por un cerrado 83 a 82 que mantiene al conjunto chocoano en zona de clasificación de la Conferencia Occidental.

El juego de la noche anterior también había terminado con victoria para los dueños de casa en el Coliseo El Jardín por solo un punto.

El héroe del encuentro volvió a ser Emiro Hernández, quien anotó dos tiros libres definitivos en el cierre del partido que le dieron la victoria a su escuadra. El venezolano terminó con 23 puntos y 10 asistencias. El mejor del equipo vallecaucano fue Jeezrel de Jesús con 20 unidades y 2 asistencias.

En el inicio de las acciones, la balanza se inclinó a favor de los visitantes que lograron una ventaja máxima de 17 puntos en el cierre del segundo cuarto.

La reacción de los locales se dio en el  último parcial en el que fueron descontando la diferencia poco a poco hasta llevarse el triunfo en la última jugada después de dos disparos desde la línea de los suspiros de Hernández. Este fue el único liderazgo en el marcador para los locales que debieron ir desde atrás para esta vital victoria.

Tras el triunfo, Cimarrones mantiene la segunda posición de la Conferencia Oriental y depende de sí mismo para acceder a la semifinal restando dos partidos para el final de esta fase. Cimarrones tiene marca de 6-4 mientras que Academia tiene registro de 5-5.

El juez de Cimarrones será Sabios en Manizales, el próximo 2 y 3 de noviembre. Mientras tanto Fastbreak deberá medirse con Academia que está a un juego de los chocoanos y deberá ganar al menos un partido más que los chocoanos en lo que resta de esta fase.