EL CAMINO DE TITANES AL CAMPEONATO DE LA LPB 2018

Los Titanes de Barranquilla debutaron en la Liga Profesional de Baloncesto con una exitosa temporada regular que tomó un gran récord de 8 victorias y 4 derrotas. Pasaron tranquilos en su conferencia y lograron quedarse con la segunda posición de la conferencia oriental de manera adelantada, asegurando su cruce en semifinales contra Fastbreak del Valle.

En la temporada regular, tres de sus derrotas fueron contra los Island Warriors y la otra con los Piratas de Bogotá en la última jornada en el que dieron descanso a varios de sus titulares. Su regularidad en los contragolpes, la vitalidad de Mike Sneed abriendo la cancha desde la posición de Ala-Pivot y la fortaleza en condición de local fueron fundamentales para el buen andar rumbo a la postemporada de los dirigidos por Tomás Díaz.

En las semifinales, los Titanes dieron la sorpresa eliminando al Fastbreak del Valle, uno de los más fuertes candidatos al título. En su visita a Cali ganaron los dos partidos de manera contundente y a pesar de caer en el tercer partido por 6 puntos, liquidaron la serie por 3-1 con una brillante actuación de sus extranjeros a lo largo de toda la semifinal.

Por cosas del destino, se enfrentaron en la Gran Final contra los Warriors que los derrotaron contundentemente en la fase regular. Pero esta vez, Tomás Díaz y su equipo plantearon la serie de una forma muy diferente. Intensidad en la defensa, limitar el impacto de Jaelyn Jhonson y Jhon Hernández, y crear desde unos encendidos Xavier Roberson y Mike Sneed fueron las claves de los Titanes.

Con la serie arriba 2-1, Titanes tuvo todo para ganar el cuarto juego en condición de local y celebrar en su Elías Chegwin. Pero Warriors remontó y se llevó la serie a la isla. El quinto partido fue a vida o muerte. Los sanandresanos dominaron todo el partido pero faltando pocos minutos, empezaron a fallar y tomar malas decisiones que los barranquilleros, de a poco, fueron aprovechando para reducir la brecha en el marcador.

Con triplazos de Sneed y Roberson, Titanes logró empatar el partido para forzar la prorroga y ahí, lograr la histórica victoria por 79-74 y quedarse con la Liga Profesional de Baloncesto 2018 desde el MVP Xavier Roberson, que fue fundamental a lo largo de todo el campeonato y con una magistral dirección técnica de Tomás Díaz, que finalmente suma una nueva LPB a su laureada carrera como entrenador y lleva a Barranquilla a lo más alto del Baloncesto Profesional Colombiano.