ANÁLISIS DEL JUEGO 2 DE LA GRAN FINAL

En el segundo partido de la Gran Final de la Liga Profesional de Baloncesto, Fastbreak logró emparejar la serie y forzar el tercer y decisivo encuentro en Cali que se disputará el sábado 5 de agosto a las 4:00 pm en el Coliseo Evangelista Mora con transmisión de Telepacífico y RCN HD2.

El dominio de Fastbreak se dio fundamentalmente desde el control del ritmo de juego a lo largo de todo el partido. A pesar del buen inicio que tuvieron los Cimarrones, el encuentro estuvo controlado por Fastbreak porque lograron establecer su ritmo rápido de juego que desarrollaron a lo largo de todo el torneo, de forma que tomaron 13 tiros más que los visitantes a pesar de caer 23-36 en la batalla rebotera.

Además, encontraron soluciones desde la ofensiva de media cancha, en un partido con mucho nerviosismo para ambos equipos, los caleños hallaron múltiples opciones ofensivas que ayudaran a Stalin Ortiz en el ataque y facilitaran el juego para el resto del equipo. Henry Uhegwu dio un paso al frente luego de un flojo primer partido y se fue con 26 tantos junto a los 16 de Mike Sneed y los 13 de Dermaine Crockrell.

A pesar de estar muy parejos en la batalla de la zona pintada, la gran defensa de Fastbreak les permitió aprovechar las desconcentraciones de Cimarrones y anotar 22 puntos desde sus pérdidas de balón, incluyendo triples en transición que terminaron de sentenciar el partido en el último cuarto.

El tercer partido definirá un campeón en la Liga Profesional de Baloncesto cuando ambos equipos cierren su temporada el sábado 5 de agosto a las 4:00 pm en el Coliseo Evangelista Mora.